BidV y Twync

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Cómo conseguir un empleo (parte 3 de 4): Salir a buscar trabajo

Según wikiHow, presenta el artículo de "Como conseguir un empleo" en 4 partes:

1.Desarrollar tus cualificaciones

4.Modificar tu mentalidad

Hoy hablaremos de la:

Parte 3 de 4: Salir a buscar trabajo

1 Haz entrevistas informativas. Esto es cuando invitas a un contacto o a un profesional a comer o a un café, y le preguntas cosas sin la intención de conseguir un trabajo. Las entrevistas informativas son geniales para establecer relaciones interpersonales, expandir tu lista de contactos, y descubrir consejos y trucos de los profesionales en el campo.
Ten muchas preguntas preparadas. ¿Cómo es un día normal para ti? ¿Cuáles son las ventajas de tu trabajo? ¿Qué habrías hecho de otra manera? Todas esas preguntas son geniales, pero ten en cuenta el tiempo.
Cuando la entrevista finalice, pide amablemente contactos adicionales con los que puedas hablar. Si impresionas lo suficiente, quizás te contraten o te recomienden a alguien que pueda hacerlo.

2  Haz contactos. Las mejores compañías suelen fiarse mucho de las recomendaciones. Haz una lista de todos tus amigos, familiares y los contactos. Contacta con ellos de uno en uno y pregunta si conocen algún empleo para el que te recomendarían. No seas demasiado humilde o tolerante.

 Diles lo que estás buscando y hazles saber que serás flexible y que estarás abierto a las sugerencias. Este no es el momento de ser exigente con los empleos. Una conexión puede ayudarte a poner un pie adentro y luego podrás negociar un cambio de puesto una vez que tengas experiencia y reputación.

Mantente en contacto con tus referentes. El objetivo de esta estrategia es doble. Puedes pedirles consejos y también les refrescarás la memoria (con suerte, sus recuerdos hacia ti serán buenos o no deberías tenerlos como referentes). Si un empleador potencial les llama, no tendrán dudas en hablar bien de ti. Ofréceles a todos tus referentes una copia de tu currículum más actualizado.

Ten en cuenta que, al igual que las citas, las relaciones personales “débiles” generalmente son la mejor manera para encontrar un nuevo trabajo, ya que te ayudarán a expandir tu red de contactos más allá de los que ya conozcas. 

Probablemente sepas todo sobre la compañía de tu hermana y sabes que si hubiera algún puesto disponible podrían escogerte, ¿pero qué hay de la compañía de la amiga de tu hermana? No tengas miedo de preguntar a amigos de amigos o a conocidos para solicitar recomendaciones durante tu búsqueda de trabajo.

3  Ofrécete como voluntario. Si no estás preparado, comienza ofreciéndote como voluntario para una organización que se centre en algo que te apasione. Quizás comiences haciendo un trabajo aburrido o demasiado fácil, pero si demuestras que vales, te darán más responsabilidades. No solo ayudarás a otros, sino que ganarás referencias. Enfatiza tu experiencia de voluntariado en tu currículum, ya que algunas compañías suelen preferir a empleados que aporten a la comunidad.

Los periodos de prácticas pueden pertenecer a esta categoría. Una práctica es una manera genial para poner un pie adentro de una compañía, ya que muchas prefieren contratar a personas que ya trabajan dentro. Aunque ya estés lejos de tus años universitarios, el hecho de trabajar por poco o nada de dinero le demuestra a la compañía tu disposición, que aprendes más habilidades y que sigues adelante. 
Lo creas o no, los puestos de voluntariado y las prácticas pueden llevarte a un puesto de trabajo. 

En la economía de hoy en día, muchas compañías eligen a estas personas, ya que es una manera efectiva y barata de conseguir nuevos empleados. Esto se debe a que algunas compañías no tienen dinero o recursos para contratar a gente sin experiencia. Si trabajas duro, demuestras tu habilidad para resolver problemas y mantienes la cabeza alta, es posible que tu valor hacia la compañía sea demasiado alto como para que te dejen de lado.


4
Haz llamadas. Llama a alguien específico que pueda ayudarte, generalmente alguien de recursos humanos o un gestor de empleo de una compañía que te interese. Llama a esa persona y pregunta si necesitan personal pero no te desanimes si su respuesta es negativa. Pregunta qué tipo de cualificaciones buscan o si tienen programas de aprendizaje subvencionados por el gobierno. Pregunta si puedes enviar tu currículum indicando el campo que te interesa. Indica que aceptarías un trabajo de menor nivel y esforzarte por ascender.

  • Reflexiona tras cada llamada acerca de lo que ha ido bien y lo que no. Considera escribir algunas respuestas estándar en tu lista de habilidades para poder hablar de manera fluida. Es posible que necesites entrenamiento adicional para entrar en tu campo elegido. Esto no significa que no puedas conseguir un buen trabajo, solo que necesitas prepararte más para ello.

  • Visita la compañía o el negocio en persona. Hay un dicho entre los empleados: "La gente no contrata a un currículum, contrata personas". No subestimes el valor de las relaciones personales. Ve a la empresa en la que quieras trabajar, lleva tu currículum y pregunta si puedes hablar con la persona encargada de recursos humanos sobre oportunidades de empleo. Si das una buena impresión personal, ya habrás hecho tu trabajo. Relacionará tu cara con un currículum y tendrá una mejor idea de tu inteligencia natural, tu persistencia y si le gustas o no. Las personas no siempre contratan a los más capacitados, sino a quienes mejor les caen.
-------------------------------------------------

OTROS ENLACES


DIGALEY: DEL LADO DE LA SOLUCIÓN. ¿TE AYUDAMOS?

Despacho profesional y multidisciplinar de abogados y mediadores.

Marina Moscad CaldenteyAbogada. 651 943 044

Sara López VallésAbogada y mediadora. 695 723 448

Publicar un comentario